Contacto 
 
 Iglesia Episcopal 
 
 AnglicanCommunion.org 
Anglicanismo
La Biblia
Hispanismo
Historia
Liturgia
Miscelánea / Curiosidades
Noticias
Nuestra Gente
Santoral
Pastoral
Teología
Materiales Educacionales
 
Reflexiones sobre la aportación de los místicos
VERSIÓN PARA IMPRIMIR ARTICULO
Por Isaías A. Rodríguez

No es extraño que tras la lectura de los místicos nos embargue una sensación de pequeñez y desánimo. Se mueven en un nivel tan superior al resto de los humanos que parecieran están dotados de un poder divino especial. ¿Qué es lo que les impulsa en esa apasionada búsqueda del más allá? ¿Cómo pueden mantenerse fieles en tan ardua empresa? ¿Sirven sus vidas para avergonzarnos, o para estimularnos hacia la verdadera realidad? ¿Cómo ellos -una verdadera minoría - han podido lograr lo que a los demás nos resulta no sólo difícil sino casi imposible de conseguir? Con todo, la lectura de los místicos, sin duda alguna, nos acerca al Dios bello y poderoso que ellos han encontrado. Cuanto más los leamos mejores seremos.

¿Cuál es pues el mensaje y valor de los místicos para el resto de los humanos?

1. En primer lugar, nos advierten encarecidamente que existe una Realidad profunda que supera y transcienda a la que percibimos con los sentidos. De hecho, esa Realidad que ellos han descubierto es la auténtica, y la denominamos Dios, o de otra manera semejante.

2. Nos dicen que el ser humano con un esfuerzo constante puede predisponerse para -con la ayuda de lo Alto - entrar en contacto con Dios.

3. Ese contacto no puede ser perfecto como lo será en la otra vida, pero ya en ésta produce y causa en nosotros efectos tan profundos que la naturaleza humana de por sí no puede resistir ni tolerar. Dios tiene que retirar su poder arrollador para no destruir este pequeño ser que nosotros somos.

4. Nos dicen que ninguna facultad humana es apta para relacionarse con Dios. Solamente la fe nos sirve de verdadero medio de unión; y por el amor podemos adentrarnos un poco en el misterio de su naturaleza.

5. Así como el amor aquí en la tierra supera cualquier división y diversidad, así el amor profundo a Dios supera cualquier contradicción, duda o inquietud que de él podamos tener. El amor profundo a Dios esclarece todo misterio.

6. Quienes han tenido experiencias de ultratumba y han regresado a este mundo cuentan que una de las interrogantes que creen se les hace es ¿cómo has desarrollado tu capacidad de amar? Los místicos, pues, son los héroes del amor que han potenciado al máximo la capacidad de amar inserta en los humanos. Los místicos han amado con locura y se han preparado verdaderamente para la otra vida.

7. Nos dicen los místicos que la belleza y grandeza de Dios superan, con creces, todo lo creado. No es que rechacen la hermosura de la creación, antes bien, la admiran como obra de Dios; pero, una vez visto Dios, no hay términos de comparación porque él lo supera todo. Debiéramos alegrarnos de un testimonio tan valiente, que nos habla de un Creador sin términos para describirlo.

8. Nos dicen los místicos que si todos amáramos con semejante pasión a Dios, podríamos anticipar ya la gloria. Como no lo hacemos nos acarreamos tantos sufrimientos.

9. Hay en el mensaje de los místicos algo universalmente válido que beneficia a los seres humanos de todos los tiempos. La lectura de esos escaladores de lo infinito nos inspira y colma de admiración.

Volver