Contacto  
 
  Ministerio Hispano  
 
  Iglesia Episcopal  
 
  AnglicanCommunion.org  
Anglicanismo
La Biblia
Hispanismo
Historia
Liturgia
Miscelánea / Curiosidades
Noticias
Santoral
Pastoral
Teología
Recursos
Espiritualidad
 
Blanca Acosta
VERSIÓN PARA IMPRIMIR ARTICULO
Provengo de una familia atea pero cristiana. Sí, mis padres tenían a Jesús como parámetro de todo cuanto de ético debe tener un ser humano, y me dieron a leer, junto con miles de otros textos, el Nuevo Testamento.

Llegué a Dios, hace unos 25 años, por mí misma. Tuve la rara tarea de escoger una religión, generalmente las religiones se heredan. Son productos humanos. Nuestro Salvador sólo nos trajo un nuevo pacto, de amor y perdón.

Sabía que deseaba una religión sacramental, para tener la oportunidad de comulgar con Dios; y sabía que no quería ser católica, por razones que no vienen al caso.

No obstante, comencé a asistir a la parroquia de El Vedado, en La Habana, y mucho les debo a los curas dominicos sobre lo que una atea debe conocer para ser cristiana. No fue necesario bautizarme, por convenciones sociales había sido bautizada y recibido la primera comunión en un colegio laico.

En la tierra que me vio nacer, vivía a tres cuadras de la catedral anglicana…también tenía mis dudas. La Iglesia Anglicana allá estaba principalmente orientada a los amables jamaicanos viejos, que asistían a misa con linda devoción. Una tarde maravillosa, fresca, llena de luz, conocí a un reverendo episcopal, dedicado a todos. ¡Había encontrado mi religión!

Transcurrió el tiempo y el mundo evolucionó. Aún recuerdo la algarabía tan poco cristiana que se armó cuando comenzaron a ordenase las primeras mujeres ministras. Dios, que nos quiere a todos, finalmente aplacó aquella falta de amor cristiano.

Los episcopales estamos ahora en una nueva encrucijada, o en una cruzada de amor e igualdad. Pero tengo la satisfacción de que el Señor me llevó de la mano a la religión que más se aviene a mi visión del mundo y a mis principios, y en la cual -¡aleluya!- estoy confirmada. Paz, hermanos. Todos somos hijos de Dios.

Blanca nació en La Habana, Cuba, el 2 de octubre de 1950. El año 2000 consiguió un Master en Fine Arts en la Universidad de Arkansas. Tiene también una Maestría en inglés, conseguida en la Universidad de La Habana en 1975. Ha sido profesora de español y literatura hispana en varios centros docentes universitarios de Estados Unidos. Ha publicado y traducido numerosas obras. Ha obtenido varios premios entre ellos, el honor de ser incluida en el directorio de Directory of American Scholars. Blanca Acosta vive en Jackson, TN.

Volver