Contacto  
 
     
 
  Iglesia Episcopal  
 
  AnglicanCommunion.org  
Anglicanismo
La Biblia
Hispanismo
Historia
Liturgia
Miscelánea / Curiosidades
Noticias
Santoral
Pastoral
Teología
Recursos
Espiritualidad
 
Primera reunión general de CEL (Coalición de Episcopales Latinos)
VERSIÓN PARA IMPRIMIR ARTICULO
Celebrada en el Centro Franciscano de Renovación de Scottsdale, Arizona, del 15 al 18 de septiembre de 2010.

La organización con que los episcopales hispanos habían soñado desde tiempo inmemorable estaba muerta sólo en apariencia, porque, como el ave fénix, había de renacer en toda su gloria, ahora bajo la encarnación de Coalición de Episcopales Latinos. Así lo hizo ver la presidenta actual Carmen Guerrero, quien decidió adoptar -como símbolo de CEL - a esta ave mítica. Así, su presencia de plumaje rojo, anaranjado y amarillo incandescente, de fuertes garras y pico, aparecerá, de ahora en adelante, como emblema de CEL.

Ese largo tiempo de gestación había de dar fruto en la primera reunión general, celebrada en el Centro Franciscano de Renovación de Scottsdale, Arizona, del 15 al 18 de septiembre de 2010. Llegaron miembros de unos pocos estados: Arizona, California, Florida, Georgia, Main, Maryland, Nueva York, Wisconsin, en un total de unas setenta personas. Una pena que otros decidieran no asistir, guiados en algunos casos por sospechas infundadas. Como se reflejó en alguno que llegara cargado de raras conjeturas, pero, al ver el buen espíritu reinante, decidiera definitivamente alistarse como miembro de la organización.

Para colmo de males, el estado de Arizona aprobó el 23 de abril de 2010 la ley SB 1070, ley muy dura contra la inmigración, y que da pie a perfiles raciales. En efecto, más de un hispano ha sido detenido, no por infringir la ley sino únicamente por el color de su piel. Una actitud racista cien por cien. Ante esta ley, muchos optaron por boicotear Arizona, mientras que otros han preferido luchar en ese mismo campo de batalla. Eso es lo que hicieron CEL y la Cámara de Obispos reunidos en Fénix por las mismas fechas. Efectivamente, de una ley tan injusta han surgido infinidad de movimientos y tomas de conciencia, que han de fructificar en algo bueno y positivo para el pueblo hispano.

Los asistentes y los estatutos

Pero volvamos a la primera reunión de CEL. La tarde del primer día se fue en darnos a conocer. Primero se presentó a la Mesa Directiva, integrada por Carmen Guerrero, Leo Frade, Isaías A. Rodríguez, Anna B. Lange-Soto, Manny Mesa, Butch Gamarra, Silvestre Romero, Enrique Cadena y George Sotelo. Luego, Enrique Ruiz y Miguel Carmona, con una dinámica de grupo, nos ayudaron a darnos a conocer mejor.

El jueves 16, en cierto modo sería uno de los más cargados. Carmen se encargó de explicar a los presentes los antecedentes y orígenes de esta nueva organización, y presentó también los estatutos que la gobiernan. Por la mañana, con encendida oratoria del obispo Leo Frade animó al auditorio a iniciar el camino con toda determinación y como "embajadores de Cristo de esta Iglesia Episcopal". Por la tarde se presentaron talleres sobre medios de comunicación, ministerio juvenil, migración, espiritualidad y mayordomía, desarrollados por los siguientes ponentes y en el mismo orden, Alberto Cutié, Silvestre Romero, Ana Soto, Isaías A. Rodríguez y Manny Mesa.

Personaje destacado fue Judy Conley que, habiendo sido presidente de la Unión de Episcopales Negros (UBE) deleitó a los presentes contando los avatares y dificultades que UBE ha encontrado en su gestación y marcha.

Todavía más satisfacción y contento recibió la nueva organización cuando a las seis de la tarde la Cámara de Obispos se presentó en pleno en el centro franciscano para tener un convivio en común. La cena tuvo un color mexicano, por coincidir de lleno con la fecha y segundo centenario de la independencia de México.

Objetivos de CEL

Los estatutos, en el artículo II, presentan cinco objetivos principales: contar con una red de colaboración entre el pueblo hispano, desarrollar liderazgo, abogar por asuntos de justicia e inmigración, revisar las necesidades del clero latino, y apoyar al misionero oficial de la iglesia.

Pero además de esos, los presentes se vieron envueltos, en el último día, en la elaboración de una lista de otros objetivos a lograr en los respectivos lugares de procedencia. Entre los mencionados destacaron asuntos de inmigración, educación, y formación de grupos locales de CEL. Hay que mencionar también uno muy importante, resaltado por el obispo Frade, y es el de lograr que los hispanos ocupen puestos importantes en todos los estratos de nuestra Iglesia.

Reunión con la Cámara de Obispos

Por la tarde del 17, un grupo de personas encabezados por Carmen se dirigió a donde se encontraba reunida la Cámara de Obispos. Allí, Carmen y Enrique Cadena ofrecieron sendas presentaciones sobre la religiosidad popular, con el fin de concientizar al colectivo episcopal sobre la religiosidad y profunda fe del pueblo latino.

A continuación, el obispo Leo Frade, rodeado de un panel de siete personas, pidió a cada uno que respondieran a la pregunta de qué retos presenta el ministerio hispano, y a los obispos qué esperan del ministerio hispano.

Pero antes, Many Mesa había leído una Declaración de CEL a la Cámara de Obispos en la que se mencionaban los pasos históricos dados por la Iglesia en favor del ministerio hispano, cómo surgió CEL y su cometido, además de suplicar el apoyo de todo el episcopado.

Recursos

Se podría afirmar que toda la reunión fue un recurso positivo y afirmativo del ministerio hispano, pero, además, se ofreció la oportunidad de conocer otros muchos recursos presentados por VIA (Viviendo la Identidad Anglicana), por Forward Movement y por la librería de la Catedral de Fénix. Sin duda alguna los congregados regresaron a sus lugares enriquecidos espiritual e intelectualmente.

Uno de los instrumentos usado a diario fue el devocionario Devociones del pueblo de Dios, creado por Forward Movement. Algunos que no lo conocían quedaron encantados con él.

Eucaristía de clausura

En la bella capilla de los franciscanos tuvo lugar nuestro último encuentro espiritual. Con música mariachi, la eucaristía, presidida por Butch y con Carmen a cargo del sermón, redundó en música, emoción y buen espíritu.

Volver