Contacto  
 
  Ministerio Hispano  
 
  Iglesia Episcopal  
 
  AnglicanCommunion.org  
Anglicanismo
La Biblia
Hispanismo
Historia
Liturgia
Miscelánea / Curiosidades
Noticias
Santoral
Pastoral
Teología
Recursos
 
Crecen los sacerdotes católicos que quieren ser anglicanos
VERSIÓN PARA IMPRIMIR ARTICULO
Artículo publicado por el Diario EL TIEMPO de Bogotá, el 26 de agosto de 2005.

Existen actualmente 20.000 fieles anglicanos en el país.

El Rvdo. Gonzalo Rendón junto a su esposa Johana Reyes y su hijo Miguel Andrés.
Hace cinco años, tres religiosos pedían el cambio. Hoy, la cifra llega a 10. El celibato y "más libertades" son algunos de los factores. EL TIEMPO habló con clérigos que pertenecieron a la Iglesia Católica Romana y ahora forman parte de la Iglesia Católica Anglicana.

Mientras que en España un sacerdote católico anglicano, casado, fue recibido en la Iglesia Católica romana el pasado fin de semana, en Colombia cada vez más son los religiosos católicos romanos que piden ser aceptados en la iglesia hermana, principalmente por no querer guardar más el celibato.

Es el caso del padre Gonzalo Rendón, de 46 años, a quien un amor escondido lo hizo salir a este paisa de su parroquia en Barranquilla directo al altar, donde el religioso dio a conocer públicamente su 'pecado': Johana Reyes, bióloga, 15 años menor que él, y hoy, su esposa.

El día de su matrimonio fue hace poco más de dos años, después de meses de encuentros fugaces y amoríos clandestinos para que no se dieran cuenta de que el padre estaba saliendo con una feligresa.

La relación con Johana despejó, definitivamente, las dudas que tenía el padre Rendón sobre la doctrina de la Iglesia Católica Romana, entre otras, "la rigidez del celibato y la poca libertad". Esto lo llevó a hacer el proceso para cambiar de confesión, que duró un año.

Este religioso -actual vicario de la parroquia anglicana de San Lucas de Medellín- es uno de los ocho sacerdotes católicos en el país, todos casados, que decidieron en algún momento ejercer el ministerio en la Iglesia Anglicana, en la que no sólo se permiten ministros con familia, sino mujeres obispos, e incluso prelados homo-sexuales (aunque este no es todavía un caso colombiano).

Este fenómeno va en aumento, debido a que en el 2000 se presentaban tres sacerdotes católicos romanos y hoy la cifra llega a 10, según datos de la Iglesia Episcopal en Colombia, que se organizó en el país en 1963 y hoy reúne a unos 20.000 fieles.

"Lo hice para evitar esa doble vida que llevan algunos colegas porque no vale la pena. Para nosotros en la Biblia no está fundamentado el hecho de que el sacerdote tenga que ser célibe o que una mujer no puede ser sacerdote", dijo el padre Rendón.

'Se abren puertas'
Los anglicanos (católicos que se separaron de la Iglesia Romana en 1531) y su relación con la Iglesia Católica volvió a ser noticia con la ordenación del padre anglicano Evans David Gliwitzki, de 64 años, y padre de dos hijas.

Aunque este es el primer caso que se reporta en España y la Iglesia dice que es "excepcional", en el siglo pasado ocurrieron varias situaciones iguales en el Reino Unido y Brasil, principalmente cuando algunas comunidades anglicanas empezaron a ordenar clérigos mujeres.

"Nosotros respetamos profundamente las decisiones de la Iglesia Católica Romana, pero pienso que con lo de España se abrió una esperanza para acabar con el celibato", dijo monseñor Francisco Duque, obispo de la Iglesia Episcopal, y máxima autoridad de esta confesión en el país.

Sobre el reciente auge de sacerdotes que nacieron en la doctrina romana y que quieren cambiar de denominación, el obispo Duque afirmó que esto se debe a que son personas que quieren seguir su vocación pero que desean tener una familia. "Cuando una persona estudia toda la vida para ser sacerdote no resiste el hecho de no poder seguir ejerciendo su ministerio. Muchos no pueden con el celibato, pero tampoco se resisten a perder su ministerio", afirmó monseñor Duque.

El padre Gerardo Jaramillo, de 74 años, que fue sacerdote católico romano durante 30 años y hace 20 se retiró y se casó, afirmó que a la iglesia de Benedicto XVI le hace falta ser más humana.

"Tomé esta opción porque podía continuar mi sacerdocio. La Iglesia sería más humana si permitieran el celibato opcional, porque es ir en contra de la naturaleza", afirma el padre Jaramillo, que enseña estudios teológicos a seminaristas.

En esta discusión, la Iglesia Católica insiste en que el celibato es una disciplina eclesiástica. "Pienso que el paso de católicos anglicanos a católicos romanos es más común, debido a todos los avances que han tenido esta otra confesión en los últimos años", afirmó monseñor Luís Adriano Piedrahita, de la Comisión de Doctrina del Episcopado colombiano. El prelado agregó que los católicos romanos que cambian "denotan una falta de opción firme".

Sobre el caso de España, monseñor Piedrahita afirmó que es un "caso excepcional, que puede ocurrir otra vez, pero esto no quiere decir que haya una normativa desde Roma en contra del celibato".

Volver