Contacto  
 
  Ministerio Hispano  
 
  Iglesia Episcopal  
 
  AnglicanCommunion.org  
Anglicanismo
La Biblia
Hispanismo
Historia
Liturgia
Miscelánea / Curiosidades
Noticias
Santoral
Pastoral
Teología
Recursos
 
Antonio Vidal
VERSIÓN PARA IMPRIMIR ARTICULO
Párroco de la Iglesia de Los Tres Santos Reyes.

Pregunta: ¿De dónde eres y cómo llegaste a la Iglesia episcopal?

- Nací en Nueva Jersey, de padre francés y madre norteamericana. A la edad de 3 años nos mudamos a México donde mi abuelo tenía un astillero con una flotilla de barcos camaroneros. Mi mamá era episcopal, por eso, de infante, me bautizaron en esta iglesia. Mi abuelo materno era inglés y miembro de la iglesia de Inglaterra. Siempre que volvíamos a Estados Unidos íbamos a misa a la iglesia Episcopal.
-¿Ahora eres sacerdote, pero querías quedarte de diácono? Cuéntanos.
- Desde la secundaria en México, donde trabajé con los padres Franciscanos en Guaymas, quise ayudar a la gente enferma y con hambre. Conocí el amor de Jesús en ese ministerio. Cuando vine a Estados Unidos quise continuar dedicado al servicio de los demás. Fui ordenado diácono en 1991 y colaboré en varias iglesias, desarrollando proyectos de trabajo social y organizando grupos dedicados a ayudar a los hambrientos, a los desempleados y a los enfermos. También ayudé a algunas parroquias a organizar relaciones misioneras en el extranjero, principalmente en Guatemala.
Pasado cierto tiempo, mi obispo me pidió que ayudara a iniciar una misión hispana en respuesta a una petición encabezada por el padre Miguel Vilar, que regresaba a Puerto Rico. Ese compromiso, supuestamente de seis meses, consistía en ser pastor de una congregación mientras se consiguiera a un sacerdote. Después de 18 meses conseguimos al padre Roberto Maldonado, quien aceptó la invitación con la condición de que yo continuara como diácono. Más tarde, cuando el padre Maldonado decidió irse a Los Angeles, continué como pastor principal de la congregación. Con el correr del tiempo me fue obvio que Dios me llamaba a servir como sacerdote. Mi obispo y la comisión del ministerio, acordaron que fuera ordenado en sacerdocio en diciembre de 2001. Aunque a mi no me gustan los cambios, en la iglesia de Los Tres Santos Reyes se dio un gran cambio, y con mi ordenación la iglesia empezó a crecer. Yo quería seguir de diácono. Pero prefiero servir al Señor, y si él y su Iglesia me ven como sacerdote, acepto este ministerio con humildad.

-¿Qué hacías en el mundo de los negocios?
- Todavía continúo en el mundo del negocio. Mi dedicación a la iglesia de Los Tres Santos Reyes sólo me ocupa 20 horas a la semana. Cuando empecé era presidente ejecutivo de operaciones de una empresa de software con oficinas en Europa, Estados Unidos y Asia. Como presidente tenía la responsabilidad de todo aspecto relacionado con las operaciones de la compañía, y como resultado viajaba por Europa cada mes y por Asia una vez por trimestre. También viajaba mucho por Norteamérica. Llegamos a vender acciones en los mercados públicos de Nasdaq y de la bolsa francesa Nouveau Marché, y con eso mis responsabilidades crecieron. Por fin, decidí que si iba a servir a la Iglesia, debería dejar ese trabajo y encontrar otro con menos viajes. Por eso empecé una empresa que se dedica a ayudar a otras globales a vender sus productos tecnológicos por todo el mundo. Este negocio va bien y seguimos creciendo, junto con Los Tres Santos Reyes.

- ¿Dinos algo de tu labor diaria, y qué es lo que más te agrada de tu apostolado?
- Lo que más me agrada de mi apostolado es ver el desarrollo de la comunidad cristiana y ver cómo miembros de nuestra iglesia cambian y mejoran sus vidas. Me agrada ver cómo gente que antes apenas se conocía entablan amistades profundas, centradas en el amor al Señor. La comunidad de Los Tres Santos Reyes está desarrollando liderazgo en la Iglesia y en la comunidad local. Estamos iniciando negocios para ofrecer trabajo a los desempleados, y estamos planificando un centro de ministerio hispano para la diócesis. Ahora necesitamos un templo más grande y estamos buscando un edificio apropiado, además queremos desarrollar el ministerio hispano en el sur de la ciudad de Baltimore y en otras áreas de la diócesis donde hay concentraciones de hispanos.

- ¿Qué es lo que más necesitas para tu ministerio hispano?
- Lo que más me urge son materiales educacionales para los niños. Materiales y currículos diseñados para preparar maestros para la escuela dominical, y para ayudar a enseñar a nuestros hijos y feligreses adultos lo que es nuestra fe y cómo es diferente la iglesia episcopal. Necesito materiales sencillos y bien organizados que alienten a adultos que no están seguros de que pueden ejercer este ministerio.

- ¿De dónde son los hispanos de esa zona?
- En Baltimore y en el estado de Maryland hay muchos hispanos de Puerto Rico, México y Centro América. Sin embargo, no tenemos concentraciones en forma de un barrio hispano. La mayoría de los feligreses de Los Tres Santos Reyes proceden de México. También hay un grupo de salvadoreños que estamos en proceso de invitar a unirse a nosotros.

- ¿Qué opinan ellos de la Iglesia Episcopal?
- La mayoría de los miembros de la iglesia de Los Tres Santos Reyes viene porque los recibimos con brazos abiertos y les ofrecemos una vida sacramental dentro de una comunidad cristiana. No se ven tanto como episcopales sino como cristianos, aunque son conscientes de que somos episcopales, especialmente cuando ven a mi familia y cuando ven mujeres en el sacerdocio. La gente viene porque pueden alabar al Señor con fe católica y en una comunidad donde se sienten parte de la Iglesia, no solamente observadores. Con frecuencia nos reunimos para comer juntos, y no sólo comulgamos en la misa, sino también en nuestras fiestas y actividades comunitarias.

- ¿A ti qué es lo que más te gusta de la Iglesia Episcopal?
- La Iglesia Episcopal es una iglesia que no me dicta la fe, sino que me ayuda a desarrollar mi fe y que me enseña que esta fe es mejor desarrollarla en comunidad. También me gusta que nuestra iglesia está abierta a cambios sociales que nos fuerzan a crecer. Un ejemplo de estos cambios sociales es la ordenación al sacerdocio de las mujeres.

- ¿Hay algo que te gustaría lograr o que se lograra en la Iglesia Episcopal, que todavía no hayamos alcanzado en el ministerio hispano?
- Me gustaría ver más cooperación de diócesis a diócesis hacia el ministerio hispano. Una cosa importante es el desarrollo de liderazgo hispano, pero también lo es la educación del clero "anglo" en temas hispanos. Muchos episcopales"anglos", clérigos y laicos, tienen interés en desarrollar este ministerio, pero no saben cómo. Sería bueno contar con materiales que ayuden a nuestras iglesias a iniciar el ministerio hispano. También me gustaría encontrar la manera de ofrecer cursillos en español en lugares donde el ministerio hispano se está desarrollando, pero donde todavía no hay suficiente liderazgo para mantenerlo.

¿Qué significa para ti Jesucristo?
Jesús es el que me enseñó en qué consiste el amor. Por eso, le ofrezco mi vida y mi servicios.

Volver