Contacto  
 
  Ministerio Hispano  
 
  Iglesia Episcopal  
 
  AnglicanCommunion.org  
Anglicanismo
La Biblia
Hispanismo
Historia
Liturgia
Miscelánea / Curiosidades
Noticias
Nuestra Gente
Pastoral
Teología
Recursos
Espiritualidad
 
San Nicolás (6 de diciembre)
VERSIÓN PARA IMPRIMIR ARTICULO

S
an Nicolás de Myra (o de Bari), que vivió en el siglo III d.C., fue tan famoso por su gran generosidad que se convirtió en un símbolo de dar regalos en todo el mundo. Se le conoce con diferentes nombres: el Padre de Navidad en Inglaterra, San Nicolás en Holanda, y Santa Claus en Estados Unidos.

Nicolás nació de unos devotos padres cristianos en Patara, en lo que ahora es Turquía. Desarrolló un fuerte compromiso de ayudar a otros y utilizó su riqueza personal para ayudar a los enfermos y que sufren. Muchas historias y buenas obras se han atribuido a Nicolás, a quien se conoce en todo el mundo como el protector de los estudiantes y de los niños. La más famosa es la historia de tres niñas que vivían en tal pobreza que su padre, incapaz de mantenerlas económicamente, decidió venderlas como esclavas. Al enterarse de su situación Nicolás las rescató proporcionando a cada hija una bolsa de oro. Por ello, se le reconoce como el santo patrono de las jóvenes y novias.

Nicolás, que fue nombrado obispo de Myra por sus filantrópicas obras, permaneció en Tierra Santa durante cierto tiempo, viviendo en una cueva en Beit Jala, cerca de Belén, que ahora se conserva como lugar de peregrinación. Muchos palestinos cristianos lo consideran como su santo patrono.



Basílica de San Nicolás en Bari (Italia)
La tradición dice que Nicolás fue encarcelado y torturado por sus creencias cristianas por el emperador romano, pero se negó a abandonar la fe. Como obispo de Myra, asistió al concilio de Nicea y así ayudó a desarrollar el credo niceno.

Nicolás murió en el 343 d.C. y fue sepultado en la catedral en Myra. Varios siglos después, su cuerpo fue trasladado a Bari, Italia, donde descansa en una basílica dedicada a su nombre.

A Nicolás también se le reconoce como el santo patrono de los boticarios, panaderos, limpiabotas, cerveceros, portuarios, pescadores, mozos de caballos, jueces, estibadores, marineros, mercaderes, recién casados, indigentes, de casas de empeño, perfumistas, farmacéuticos, peregrinos, pobres, solteras, viajeros y barqueros. Es patrono de Grecia, de Lorena (Francia), de Portsmouth en Inglaterra, Rusia, Sicilia, de la Iglesia Católica Griega en América, de la Unión Católica Griega.

Volver