Contacto  
 
  Ministerio Hispano  
 
  Iglesia Episcopal  
 
  AnglicanCommunion.org  
Anglicanismo
La Biblia
Hispanismo
Historia
Liturgia
Miscelánea / Curiosidades
Noticias
Nuestra Gente
Santoral
Pastoral
Recursos
Espiritualidad
 
Introducción al Catecismo
VERSIÓN PARA IMPRIMIR ARTICULO
La palabra "catecismo" proviene de otras dos griegas que juntas significan la acción de proclamar o de anunciar fuertemente. Lentamente fue adquiriendo la connotación de instruir, de educar a los creyentes después de su conversión al cristianismo. El término "catecismo", al parecer, se usó por vez primera en el siglo XVI, pero el contenido se fue fraguando durante cientos de años.

Hoy día, la enseñanza catequética forma parte del ministerio de la palabra. Y los términos: catecismo, catequista y derivados, se han de preferir a cualquier otra terminología como "escuela dominical". La enseñanza catequética es algo más que una enseñanza intelectual. Debe ser, ante todo, la transmisión de la palabra de Dios.

La enseñanza cristiana, en un principio, se centraba en la predicación de Jesucristo. A medida que se fue reflexionando sobre esa predicación, creció el contenido doctrinal. San Agustín (370-430) escribió un resumen de la enseñanza cristiana: Primeras instrucciones para catequesis.

Al llegar al siglo XVI, con la división del Cristianismo, proliferaron los catecismos. Cada grupo religioso deseaba delinear claramente su contenido doctrinal de fe. En 1529 Martín Lutero publica un catecismo, lo mismo hace Calvino en 1563, la iglesia de Inglaterra incluyó en el primer Libro de Oración Común (1549) una instrucción catequética. La Iglesia católico romana publicó el primer catecismo universal en 1566, conocido como el Catecismo de Pío V. Antes de esa fecha abundaban los catecismos privados, los más famosos fueron escritos por los santos Pedro Canisio y Roberto Belarmino.

Todos los catecismos han sufrido revisiones a través de los tiempos. La revisión más famosa es la realizada por la Iglesia católico romana en l992.

Volver