Contacto  
 
  Ministerio Hispano  
 
  Iglesia Episcopal  
 
  AnglicanCommunion.org  
Anglicanismo
La Biblia
Hispanismo
Historia
Liturgia
Miscelánea / Curiosidades
Noticias
Nuestra Gente
Santoral
Pastoral
Recursos
Espiritualidad
 
¿Qué es la teología?
VERSIÓN PARA IMPRIMIR ARTICULO
Santo Tomás de Aquino (1225-1274) El teólogo más grande de todos los tiempos.


El término teología proviene de dos palabras griegas (teo y logos) que significan el estudio de Dios. La palabra la usaron ya los filósofos griegos, asignándole significados diferentes según los autores. Los santos Padres de la Iglesia entendían la palabra como un plan salvífico divino. Hasta el siglo XII, con Abelardo, el término no tuvo un carácter de disciplina intelectual. En el siglo XIII, con la introducción de las obras de Aristóteles en Occidente, la teología adquirió un carácter unitario de ciencia. En los siglos XVII y XVIII, con la Ilustración, tal unidad se rompería y se formaría una rama amplia de disciplinas subordinadas: historia de la Iglesia, exégesis, patrística, dogmática, ética o moral, pastoral, liturgia, cristología, escatología, espiritualidad, etc. Una división no satisfactoria para algunos autores.

No es este el lugar de analizar todos los problemas que presenta el estudio de la teología. Los grandes pensadores, ya sean desde el campo de la teología o de la filosofía, cada uno ha querido dar una interpretación diferente a la teología, marcándola con una perspectiva: racionalista, existencialista, subjetivista, relativista, fideista, etc.. Evidentemente, uno de los grandes problemas que surgen en el estudio teológico es el de la lengua, es decir, ¿cómo podemos hablar de Dios, o de las realidades divinas si transcienden nuestra inteligencia y comprensión? Para resolver esta cuestión se recurre a recursos literarios como el mito, el símbolo y la analogía. En este sentido, habría que considerar como sumos teólogos a los místicos, que han tenido un contacto directo con la divinidad y se han esforzado por transmitirnos sus vivencias en términos poéticos. El más grande de todos es San Juan de la Cruz.

Lo básico y fundamental de la teología es que procede del dato revelado en las Sagradas Escrituras. La teología que prescindiera de la revelación se convertiría en teodicea, campo exclusivo de la filosofía cuyo motor es la especulación intelectual. La teología analiza el dato revelado como lo entiende el ser humano, el pueblo, la Iglesia. San Anselmo de Cantórbery (+1109) lo expresó con frase magistral: fides quaerens intellectum, "la fe que busca comprensión". Así pues, tratamos de entender el dato revelado que es objeto de fe en el creyente. Según esto, el estudio de la liturgia, ha adquirido prominencia especial en los últimos cincuenta años. En la celebración cúltica es donde se manifiesta la fe del creyente, quien a su vez, trata de practicar la revelación divina.

En este sentido, quienes nos encontramos en la Comunión Anglicana, solemos decir claramente que toda nuestra teología se encuentra en el Libro de Oración Común.
Los artículos que vayan apareciendo en www.EpiscopalesLatinos, tienen un carácter más de divulgativo y práctico, que de investigación y teoría.


Volver